La Bioenergía, ayuda al paciente a sentirse más fuerte, más conectado consigo mismo, y con el entorno. Y potencia todo el trabajo de autoconocimiento que se impulsa desde el Digitoanálisis.

Beneficios de la terapia combinada

Un tratamiento basado en la combinación del Digitoanálisis y la Bioenergía, es positivo, profundo y constructivo para la persona que desea curarse porque es el resultado de un proceso, en el que paciente y terapeuta colaboran estrechamente.

Conseguiremos buenos resultados si, partiendo del autoconocimiento del paciente, a nivel de carácter y estado emocional, vamos al origen que causa la dolencia, y acompañamos todo el proceso cuidando y regenerando el campo energético que interactúa y nutre al cuerpo, a la mente y al estado emocional.

Pero para poder entender porqué la combinación del Digitoanálisis y la Bioenergía es tan activa, debemos entender unos conceptos esenciales:

1. El ser humano: cuerpo (tangible) y campo energético (intangible). Los seres humanos tenemos un campo energético que rodea el cuerpo físico y lo alimenta penetrando en él. Esta interrelación se produce a través de unos puntos determinados del cuerpo por acción del mismo flujo energético que generamos. El sistema físico-energético está directamente relacionado con la salud. Por este motivo, cuando el campo se desequilibra o perturba, aparece la enfermedad, que primero se manifiesta en el campo energético, y luego se concreta en el campo físico.

2. Tratar el origen de la dolencia, no el síntoma. Mientras la medicina tradicional está básicamente dirigida a tratar la sintomatología de cada enfermedad, el abordaje energético de una dolencia requiere llegar al origen de la misma. Para ello, es fundamental que a la persona se le aporten herramientas de ayuda para aprender a conocerse a sí misma, sepa cuáles son sus capacidades y limitaciones, cómo le condiciona su personalidad y cómo puede aprender a dominar sus emociones. El tratamiento se convierte así en un proceso individual de autoconocimiento. Así, desde el origen, se acaba tratando el síntoma.

3. El rol del terapeuta. En el proceso de sanación, la función del terapeuta es co-participativa con la del paciente. Su cometido es ejercer de guía en el proceso energético de curación, generando una actitud de pensamiento positivo que ayuda a una mejor evolución del paciente. El campo energético es frágil y delicado, por ello su tratamiento requiere un terapeuta especialista y con experiencia, para así guiar el proceso curativo  siempre en beneficio del paciente.

4. El rol de la persona que desea sanarse. Los médicos de la antigua Persia preguntaban a sus pacientes si querían ser tratados por ellos. En la respuesta está la clave de un buen proceso de curación. La persona que desea recibir un tratamiento de medicina integrativa debe ser activa, receptiva y co-participativa en y durante la terapia. De esta forma, el paciente se convierte en co-creador de su propia curación.
Cuando una persona se sienta delante del terapeuta, siempre existe cierta desconfianza. “Vengo, pero no sé qué haces”, suele ser una de las frases más repetidas. El primer contacto es fundamental, y tener estos cuatro conceptos claros, ayuda tanto al terapeuta como al paciente a un mayor éxito del proceso curativo.

Conexión con quién eres

La Bioenergía, ayuda al paciente a sentirse más fuerte, más conectado consigo mismo, y con el entorno. Y potencia todo el trabajo de autoconocimiento que se impulsa desde el Digitoanálisis.

Proceso de enriquecimiento personal

Gracias al Digitoanálisis cada uno toma conciencia de uno mismo, del poder interior que todos tenemos. Y la Bioenergía te da el impulso, el equilibrio y la recarga energética para llevar a cabo el proceso. Los dos métodos juntos, ayudan a que la persona avance a un buen ritmo, que se viva a través de un proceso enriquecedor y  despertando la conciencia de ser uno mismo. Porque todos llevamos en nuestro interior parte de la inteligencia que nos creó. Una pequeña llama que hay que encender, alimentar y mantener viva para seguir adelante porque estamos sincronizados con toda forma de vida.

Conciencia de fortalezas y debilidades

A medida que el proceso avanza, desde el Digitoanálisis se va adquiriendo conciencia de la propia personalidad, en lo positivo y en lo negativo.
Y desde la Bioenergía se da la fuerza constante que ayuda a avanzar a la persona que desea sanar, accediendo a las causas profundas de su enfermedad.

La mejor terapia es la que tiene un final

Una de las satisfacciones más grandes para un terapeuta, es ver que la persona ya no lo necesita más. Porque esa es la señal clara e inequívoca, de que el paciente ha dejado de ser un paciente, y avanza sólo.

Haber dicho hasta pronto a cientos de personas durante 15 años, es el regalo más enriquecedor que puede ofrecerte la vida.

Consulta digitoanálisis on-line

Huellas digitales

Las huellas dactilares hablan de la personalidad, el temperamento, el sistema emocional, la determinación y la forma en qué toma decisiones una persona, y cómo las lleva a cabo.

Huellas palmares

Al conocerse a uno mismo, y empezar a poner nombre a las reacciones, emociones, y situaciones, el paciente comienza a desbloquear esa conducta.

Mano derecha antes y después del tratamiento.

Para más información consulta el apartado de Digitoanálisis.

Dónde estoy

Mi consulta está en la calle Vilamur, 27-29 de Barcelona.

Desde hace algunos años, numerosos facultativos de la medicina son conscientes de que la Medicina Clásica y la Medicina integrativa unidas son complementarias. La terapia Bioenergética no solo es compatible con la medicina clásica, sino que agiliza y favorece los resultados de cualquier tratamiento de la misma.